Mostrando entradas con la etiqueta duendes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta duendes. Mostrar todas las entradas

sábado, 16 de septiembre de 2017

Duendes, Gnomos y tantos más

Sabían sobre la existencia de estas personitas? Les diré que no son las únicas en su tipo, solo es un ejemplo, los hay de todo aspecto, se trata de la exuberante riqueza de vida que fomenta este bendito planeta. Quien no los note cuanto menos sospeche, no requieren de nosotros más que nosotros de ellos. Este conocimiento impulsa la necesidad de ajustar nuestras acciones de cara a una existencia imperecedera, puesto que si bien nuestra esencia persiste corresponde poseer un lugar en el cual disfrutar y a no ser que estén en desacuerdo que mejor que el mundo que ya conocemos.
Buena vida
Pablo y Ana Borsani


martes, 15 de agosto de 2017

Antes del recuerdo

La luz canal de encuentro, se trata de energías y ellas del sol se nutren. Saboreen el conocimiento que nos acerca la imagen, perciban la vida que nos rodea, son semejantes aun en el espacio de origen, humanos, gnomos, duendes y más, tantos de ellos probablemente antiguos conocidos del antes que para nosotros se disiparan los recuerdos.
Buena vida
Pablo y Ana Borsani


viernes, 11 de agosto de 2017

Aromas de amor…… y duendes

Si somos amables con la vida ella consentirá nuestra llegada a puntos que para otros serán vedados. Como posee aroma una flor igualmente nuestra condición se ventea acercando a quienes estén en orden con tal perfume, el amor posee aroma como lo posee la malicia o la crueldad y es así como a cada quien lo suyo sin invocación alguna, tan solo su esencia, es el caso de Ana la cual notamos en imagen mimando a un asombroso duende, en tanto se desplazan en cercanía espíritus de nuestra especie y todo y más acontece en el propio espacio, el no tan conocido mundo de todos.
Buena vida
Pablo y Ana Borsani



miércoles, 9 de agosto de 2017

Dulces, amor y duendes

Cuando colocamos dulces en sitios determinados no siempre los consumen en el lugar, al igual que sucede con nosotros, ellos poseen familia y hacia allí se dirigen con el dulce cargamento, hablamos de duendes, gnomos y demás individuos, realidad conocida por nosotros y sin embargo nunca fotografiada antes de que este hombrecillo nos permitiera una toma explicativa como la que exhibimos al pie en imágenes.
Posees una figura, pues entrégale cariño y se verá rodeada de individuos, ellos serán atraídos por el buen trato, la atención, el amor y claro esta recuerda colocar en cercanía dulces de preferencia naturales a fin de crear una estancia agradable y ciertamente mágica.
Buena vida
Pablo y Ana Borsani   


  

martes, 8 de agosto de 2017

Para vos, amante de los duendes

Los sabemos amantes de los duendes y demás existencias, por ello exhibimos otra imagen tomada este fin de semana próximo pasado en la cual sabrán observar varios individuos que afloran desde la enramada y posan para deleite de todos nosotros, su constitución es etérea, se trata de seres intangibles para nuestro modelo de vida pero no por tal razón menos reales, esperamos les agrade y compartan el conocimiento.
Buena vida
Pablo y Ana Borsani


jueves, 8 de junio de 2017

Un mago en nuestra tierra

Usualmente mencionamos al sujeto como duende, aunque no todos son de tal naturaleza, asimismo quienes se refieren a ellos no revelan como diferenciarlos tornándose en toda una gran confusión.
Nosotros diferenciamos a los duendes por su mollera oblonga (alargada) por tal motivo su típico gorro estirado los delata. En el caso de los gnomos conocemos que habitualmente son barbados, sin mayores referencias para describir. Por las demás familias sobre seguro llegara el día en que seriamente se individualicen. 
En imagen y tomando el debido tiempo alcanzaran a observar personajes de desigual cuna, poblaciones que así como la humana desarrollan su existencia en el planeta.
El ser con el cual trabo conversación apunta ser un individuo asombroso, algo así como un mago en nuestra tierra, notamos que su cabeza posee excesivo tamaño en  proporción al cuerpo, la reunión fue breve dado lo fatigoso de permanecer en el sector.
Disfruten
Buena vida
Pablo y Ana Borsani


martes, 25 de abril de 2017

Fotografías del mundo que no miramos

En imagen seres que dominan nuestro mismo espacio y ciertamente nuestro tiempo, la diferencia queda en sus moléculas y cuan veloz vibren, ya que, la magnitud del movimiento de las moléculas determina la densidad de la sustancia.
Den atención a la vegetación, los seres que se encuentran en ella la manipulan a modo de cubierta, interactúan con el medio porque claramente a él pertenecen. Disfruten y
Buena vida
Pablo y Ana Borsani







sábado, 22 de abril de 2017

Fantástica realidad

Se trata de un ser que se ubica de momento sobre la rama que tanto Ana y él han elegido para concretar el encuentro. Es un ser espiritual y como tal incorpóreo, una manera de revelar su figura es colocarla sobre una base cuyo fondo destaque y exalte sus orillas, eso él lo sabe y toma posición. 
Continuamos construyendo un puente entre realidad y fantasía, quien se atreva a recorrerlo contemplara una fantástica realidad, disfruten!!!
Buena vida
Pablo y Ana Borsani 


viernes, 7 de octubre de 2016

Fotografía del hombrecillo del bosque

La imaginación nos proyecta un rostro para cada personaje, gnomos, duendes, hadas entre otros tantos cercanos habitantes de esta tierra. Cuando la realidad se presenta, tal como en este caso, comprendemos que la silueta puede ser así como lo es la nuestra, diversa, cantidad de formas para una misma estirpe, es por ello que los apodaremos “hombrecillos del bosque”.
Corresponde señalar que las apariencias engañan,  las facciones del presente hombrecillo atañen sobre seguro a su edad avanzada.
Imágenes como la actual hacen replantear parte de la educación por nosotros recibida, instrucción social humana a puertas cerradas, ahora ustedes y nosotros abrimos la ventana echando una mirada a mucho de aquello que no nos han contado, disfruten del saber, conocer el medio nos hará diferentes.
Buena vida
Pablo y Ana Borsani




lunes, 3 de octubre de 2016

La escuela del hombre

Abrazar la vida toda, especialmente a quienes consienten el diario descubrimiento, tal motivación se manifiesta en actitud de abrazo y así el retrato que exhibimos, sucedió espontáneamente al ver a los pequeños individuos sobre las ramas inferiores del gigante pino.
Comprendemos que tras milenios de cultura será complicado de interpretar, si bien han de entender que la formación proviene de la escuela del hombre, lugar en donde el hombre creyendo ser sabido explica al hombre, en tanto allí afuera; el mundo palpita ajeno.
Buena vida
Pablo y Ana Borsani





viernes, 2 de septiembre de 2016

Relato de un pasado olvidado

No solo se trata de Gnomos, Hadas o Duendes, muchas más son las familias que discretamente desarrollan acciones muy cercanas.
Observando detenidamente la imagen, solo les tomara un momento descubrir sutiles y desiguales formas de vida, los hay de semejante silueta como así adición de razas del distinguido reino animal.
Complejo comprender carentes de recuerdo, que acá siempre hemos estado,.... si tan siquiera por el bien de nuestro hogar no hubiéramos olvidado.
Buena vida
Pablo y Ana Borsani









sábado, 14 de mayo de 2016

Seres de la naturaleza, vos y yo

Suma de imágenes atestiguan la vida que disimula la naturaleza, si bien con ciertos retoques los cuentistas de toda época anticiparon su presencia, Gnomos, Duendes, hadas, son solo algunos personajes del enorme catálogo, hay más y en abundancia allá afuera.
Naturaleza no es el calificativo de la vida color verde, al pensar en naturaleza debemos pensar en toda la vida, la conocida y la por conocer. 
Vos y yo… somos naturaleza,…. Cuídala!!!
Buena vida
Pablo y Ana Borsani

Ampliar aquí


Ampliar aquí














viernes, 15 de abril de 2016

No estamos solos

Lo sustancial es percibir que no estamos solos, que fuera del alcance visual abunda la vida en forma impensada, descubrir que la naturaleza atesora en su interior más profundo una extensa variedad de personajes cuyo aspecto probablemente difiera al ser comparado con los divulgados en obras del género narrativo, más a pesar de ello son valiosos y afectuosos integrantes del contexto.
Buena vida
Pablo y Ana Borsani

jueves, 28 de enero de 2016

Duendes, gnomos y más amigos se presentan

Todas y cada una de las imágenes que presentamos desde el comienzo son revelación absoluta, cada quien sabrá  como elabora en su mente tal realidad, una imagen supera discursos. La fotografía que presentamos a continuación ha sido tomada en semiplena oscuridad,  retrato único que llevara a sus sentidos un mundo que solo al presente era popular en ficciones infantiles.
Gnomos, duendes, espíritus, seres feéricos en variedad habitan nuestra vivienda, certificamos que no son figurillas, pedimos detenimiento en la observación, bien vale el esfuerzo, la calidad de la imagen lo requiere, calidad para nosotros imposible de optimizar si de fotografiar seres intangibles se trata.
Creer o no creer no transforma la realidad, hemos mencionado en diversas oportunidades que debemos abrirnos a este mundo que nos es desconocido, un planeta que resiste nuestro desconocimiento........ hasta cuándo.
Buena vida
Pablo y Ana Borsani 


lunes, 12 de octubre de 2015

Imagen real de un Gnomo.

El caso que nos ocupa es el movimiento de un Gnomo captado por nuestra cámara, tiempo atrás en momentos en que se sucedía un principio de incendio en el bosque. Si bien algo acelerado el paso, para ellos no es prontitud,  se trata de su ritmo natural. Pese a la celeridad de sus movimientos hemos logrado conquistar una imagen del rostro, en ella vemos que la misma corresponde a un ser perteneciente a la rama de los denominados elementales. A estos seres del mundo espiritual, se los sospecha vinculados a los cuatro elementos que rigen al planeta: agua, tierra, aire y fuego.
“”Es curioso observar que desde la antigüedad más remota, los elementales fueron representados de manera casi idéntica por los pueblos más diferentes, por ejemplo, los sumerios, los caldeos, los egipcios, los chinos, los pueblos indígenas de África, Polinesia y América. Los dibujos que se encontraron los muestran de manera casi idéntica, no importa cuán lejos estuvieran esos pueblos unos de otros. Esto nos lleva a pensar que los elementales siempre se comunicaron con los seres humanos, manteniendo un patrón energético que permitiera verlos e identificarlos. Estaban presentes en casi todos los ritos sagrados, especialmente en aquellos en que se pedía la protección celestial para las cosechas y las siembras. Se los representa como a dioses mitológicos y eran objeto de privilegios, por parte de los sacerdotes y del mismo pueblo. No sólo se los invocaba para que protegiesen las siembras sino también para que aquietasen las aguas, apagasen incendios y contuvieran tempestades. O sea, protección de los cuatro elementos. Aparecen sus figuras, casi idénticas, tanto en la Europa central del siglo XV como en la India milenaria y mágica, 2000 años antes de Cristo. Ellos tienen un tipo de vibración muy rápida y eléctrica, que les permite trasladarse de un lugar a otro a la velocidad de la luz.”” (Fuente https://es.wikipedia.org/wiki/Elementales)
Largo es el camino de la enseñanza por medio de teorías; breve y eficaz por medio de ejemplos. - Séneca (2 AC-65) Filósofo latino.
Buena vida
Pablo y Ana Borsani

sábado, 18 de julio de 2015

Dominio de Gnomos

Poco queda por decir respecto a los ya populares Gnomos, aquellos bonachones y simpáticos habitantes de la naturaleza, señores que acorde a  cantidad de relatos, actúan como magnos hacedores de vida y color en los reinos animal y vegetal.
Las imágenes nos transportan un poco más allá del simple cuento,  ellas nos muestran esta otra realidad, su existencia, la que dejamos plasmada en fotografías para deleite y asombro de todos. Un encuentro con el entorno disimulado, aquel que a diario nos circunda, el que solo se presenta cuando observamos con el rabillo del ojo.

Al ser humano le parece tan extraño existir que las preguntas filosóficas surgen por sí solas. Jostein Gaarder (1952-?) Escritor y profesor de filosofía
Buena vida
Pablo y Ana Borsani